¿Te convienen las inversiones a corto o mediano plazo?

En este artículo vamos a hacer un contraste entre lo que son las operaciones a corto y mediano plazo. Veremos cuales son las ventajas de cada una de ellas y en cuales momentos es más conveniente utilizar las unas o las otras. Veamos:

¿Cómo nos iniciamos?

Podemos decir que las operaciones a mediano plazo son aquellas en las que se pueden aplicar estrategias de predicción de tendencias en escenarios de tiempo medio. Aquí las operaciones podrán estar abiertas algunos días, semanas o incluso meses.

En este tipo de operaciones es importante implementar un sistema de stop de protección para que nuestras posiciones no se vean destruidas por la volatilidad del mercado o por las noticias inesperadas.

Podríamos decir que para un inversor que se está iniciando en el mercado Forex sería más conveniente empezar por las inversiones a mediano plazo, ¿por qué? Bueno, por las siguientes razones:

* Las operaciones a mediano plazo se entienden más fácilmente y por lo tanto son asimiladas más rápidamente por los traders.

* Las operaciones a mediano plazo no producen tanto estrés como las de corto plazo.

* En las operaciones a mediano plazo no es necesario realizar cientos de operaciones cada mes.

* En las operaciones a mediano plazo pueden convivir y complementarse mutuamente los análisis técnicos y fundamentales.

* La operaciones a mediano plazo son más adecuadas para personas que tienen empleos y no dependen única y exclusivamente del mercado Forex como su fuente de ingresos. Estas personas son la mayoría de la gente.

* En este tipo de operaciones el beneficio de un inversor debe ser por lo menos de 1:3. Eso significa que arriesgamos un dólar por cada 3 que ganamos.

También podría explicarse como que arriesgamos 150 pips y ganamos 450. Además podríamos arriesgar 200 pips y buscar 600.

Vamos a suponer que tenemos un sistema de gestión de tendencias que nos arroja una probabilidad de éxito de 50% por operación.

En este tipo de ambiente podemos tomarnos el tiempo para hacer solo aquellas operaciones donde convengan nuestro análisis técnico, fundamental y visión personal.

En este tipo de sistema la rentabilidad puede ser expresada en términos de 1:3. Aquí deberíamos arriesgar solo el 2% de nuestro capital total.

Es este caso, si se sufren 10 operaciones fallidas de forma seguida, el capital habrá disminuido en 19% y todavía tenemos mucho chance de recuperarnos y comenzar una racha positiva.

Un sistema que nos arroje 50% de probabilidades de éxito no es fácil de desarrollar, ni desde el punto de vista estratégico o como de disciplina personal. Esto implica que es de vital importancia aferrarnos a estrategias que nos acerquen a ese ratio de rentabilidad.

Hay que recordar que eso de recetas mágicas o milagrosas no existe. Ese tipo de argumentos es propaganda que hacen aquellos que no tienen cuentas reales. Sin embargo si existen algunos sistemas que nos garantizan porcentajes de éxito razonables.

Recuerde muy bien que si escucha o lee de ofrecimientos de sistemas que le garanticen una efectividad del 70% u 80% lo mejor es mirar para otro lado. Si eso fuera cierto esas personas estarían multimillonarias y mantendrían su secreto a salvo…

Vamos a plantearnos la situación de forma más realista suponiendo que tenemos un sistema de mediano plazo que nos da una probabilidad de 40% de éxito con una de fracaso del 60%.

Aquí si el trader pierde 10 veces consecutivas pero logra levantarse, podrá terminar con un poco más de 25% de beneficios luego de la operación numero 20. Lo importante es tratar de ganar el triple de los que ponemos en el asador.

Vamos a complicar aún más las cosas y nos imaginamos un sistema que nos arroje 30% a favor y 70% en contra.

Si se pierde de forma seguida el 70% de los intentos, todavía el inversor estaría en capacidad de recuperarse y logrando solo un 30% de operaciones a favor, al final de las operaciones podría estar cerca de un 7% de rentabilidad.

Conclusión

Es bueno reflexionar para así evitarnos el estar incluidos dentro del gran conjunto de perdedores que hay en el mercado Forex. El error de esta gente es no saber nada sobre la gestión del capital y tratar aprender Forex de forma precipitada.

Una táctica o sistema de inversión que nos asegure una ganancia de 1:3 nos permitiría recuperarnos rápidamente luego de experimentar una mala racha. Lo bueno del mediano plazo es que sustituimos la cantidad de las operaciones por la calidad.

Una vez que un inversor adquiere experiencia en el mediano plazo puede dar el salto al corto plazo en donde operaría con más habilidad, conocimientos del mercado y control emocional.

El proceso natural es aprender a ser un buen trader en el mediano plazo y luego serlo en el corto plazo.

Deja un comentario