Análisis técnico financiero en 2018

El análisis técnico tiene una función muy particular para todo inversionista.

Es el que le ofrece una lectura a tiempo del estadio de un activo financiero, cotizado en uno o varios mercados a la vez.

Esta metodología fue creada a finales del siglo XIX por Charles Henry Dow, creador de la famosa teoría de Dow.

La Teoría de Dow reseña que con una base de premisas del funcionamiento de los mercados, tomando en cuenta los niveles de cierre de gráficas diarias, es posible describir su comportamiento, y poder adoptar una mejor decisión de aprovechar su evolución futura.

No se trata de anticipar una tendencia, sino de reconocer la aparición de alzas y de bajas en los mercados.

Charles Henry Dow es uno de los fundadores del Índice Dow Jones Industrial Average.

Ahora bien, acá hemos venido a aprender algo más que historia bursátil.

Vamos a comprender qué es el análisis técnico, su función principal, las herramientas que toma en cuenta, los tipos que hay y por qué resulta necesario de usar en complemento con otro gran instrumento: el análisis fundamental.

El análisis técnico es…

En el marco del mercado bursátil, el análisis técnico es usado para estudiar la acción del mercado y poder predecir sus futuras tendencias.

La herramienta vital con la que labora el analista técnico son las gráficas, debido a que estas son las que generan las lecturas con las que concluirá una posible baja o alza de los precios cotizados.

Pero, dentro de esa lectura a la acción del mercado que estudia el análisis técnico hay tres principales fuentes de datos:

Precios

El valor variable de los diferentes instrumentos comerciales y el centro de gravedad dentro de la acción del mercado. Suele estar presentado en la parte superior de las gráficas de barras.

Volumen bursátil

Indica la cantidad de unidades de un instrumento financiero que han sido negociados en un determinado periodo de tiempo. Su presentación se ve a través de una barra vertical en la parte inferior de las gráficas de cotizaciones.

Interés abierto

Se muestra para ciertos tipos de instrumentos financieros, tal como los futuros y las opciones. El interés abierto demuestra el número de contratos que están abiertos en un determinado periodo de tiempo. La manera de graficar el interés abierto es a través de una línea continua que va debajo del precio y por encima del volumen bursátil.

Las dos categorías del análisis técnico

Dentro del análisis técnico hay dos tipos de categorías que toman en cuenta la manera de leer el mercado a través de diferentes herramientas.

Estas son el análisis técnico de gráficos y el análisis técnico de sentido estricto.

El análisis técnico de gráficos es una de las formas en las que es posible hacer una lectura de la acción del mercado, basándose solo en la información encontrada en los gráficos, sin utilizar ninguna otra herramienta más.

La versión purista del análisis técnico, por así decirlo.

Al analista técnico de gráficos es común llamarlo análisis chartista, derivado de la palabra en inglés ‘charts’ que quiere decir gráficos.

En cuanto al análisis técnico de sentido estricto se entiende como el que emplea indicadores calculados en función de diversas variables del comportamiento de los valores, o, activos analizados.

Además de considerar a los gráficos como un instrumento de lectura de la acción del mercado, el analista técnico en sentido estricto también toma en cuenta información estadística y matemática, osciladores, canales, líneas de tendencia, y medias móviles para poder emitir una predicción en tendencia.

Su principio parte en que la evolución del valor de un activo puede seguirse por las consecuencias de los factores que han alterado o alteran al propio mercado. Estudia el pasado para comprender el futuro.

Diferencia entre el análisis técnico y el fundamental

Para dejar en claro el papel respectivo de cada tipo de análisis, vamos a ver cuáles son esas diferencias que más que separarlos, demuestran el grado de complementariedad que tienen entre sí.

Mientras que el análisis fundamental se encarga de establecer el valor real establecido de un activo, el análisis técnico provee una posible tendencia de cuál será este a futuro.

Para el análisis técnico resultan fundamentales puntos como el valor, el volumen, y el interés abierto en mercados futuros, y para el análisis fundamental resulta necesario conocer la oferta, la demanda, el clima dentro del mercado financiero, y las políticas gubernamentales que pudiesen incidir en su apreciación.

Y por último, es importante utilizar el análisis fundamental para intentar reconocer lo que podría pasar con el valor de un activo financiero, mientras que es necesario tomar en cuenta el análisis técnico para realmente saber lo que está pasando con él.

¿En qué instrumentos se aplica el análisis técnico?

El análisis técnico es una técnica bursátil que se puede adaptar tanto a cualquier instrumento financiero como a cualquier periodo de su valoración en el tiempo.

No existe área del mercado bursátil en que sea imposible usar el análisis técnico.

De hecho, el estudio de los mercados con el análisis técnico puede darse en varios mercados a la vez, sin que esto perjudique la calidad de la labor.

Solo hace falta configurarle y adaptarle en menor grado de acuerdo al comportamiento diverso de cada uno.

Tampoco existe condicionamiento en base a tiempo de inversión.

El análisis técnico funciona en la lectura de gráficas de largo, mediano, y corto plazo, sin importar que sean de meses, semestrales, semanales, horas, e incluso, minutos.

Análisis técnico financiero en 2018
4.8 (96.67%) 30 valoraciones

Deja un comentario